viernes, 19 de septiembre de 2014

Cuando respirar está en tu agenda

Hace 6 meses que no escribía por aquí y mira que lo había retomado con todas las ganas y con todo el impulso que pude coger hace unos años.

Este ha sido el parón más largo que he tenido desde que dejé de escribir por aquí, y me ha dado miedo el dejar descuidado algo muy mío y con lo que me pasaba realmente bien: escribiendo de mis tontás.

Pero aquí es donde entra el escribir sobre tus tonterías y otra muy distinta que tus tonterías te quiten tanto tiempo que no te dejen ni poder escribir sobre ellas.


Desde que empezó el año sólo me he terminado un par de libros (y uno de ellos muy al principio de año) sólo un juego (El Assassin's Creed Revelations) y no hay visos de terminar muchos más de ellos dos, quizás el Red Dead Redemption con el que estoy y el 3º de juego de tronos.

A principios de año me metí demasiado para el cuerpo. Saqué el crowdfunding de las EOLTiras, me embarqué en el diseño de Cariño, he encogido a los dados y aparte pretendía seguir corriendo al mismo ritmo.

¿Y cuando respiro? Quizás es que tengo miedo a la calma o que no me gusta estar sin hacer nada... quizás tenga un problema y no lo sé, o quizás necesito canalizar toda la creatividad en algo.

Dejé de subir las EOLTiras porque ya aparecen en la portada de Elotrolado y pasan a ser más suyas que mías. Aparte, desde que salió el Crowdfunding, ya no tiene sentido ponerlas por aquí.

Estoy en proceso de abrir un blog paralelo a este donde cuente todo lo relacionado con los juegos de mesa.

El Perriblog es para videojuegos, libros y viñetas, el otro, para lo otro.